martes, 13 de enero de 1976

Secuestrado José Luis Arrasate

Poco después de las nueve de la noche cuatro miembros de ETA (p-m) se presentan con un taxi robado en el domicilio de José Luis Arrasate (75 años) en Bérriz (Vizcaya), principal accionista de 'Forjas de Bérriz', con el fin de secuestrarle.
Dado el estado y la edad del empresario, deciden llevarse a su hijo, José Luis Arrasate Gaztelurrutia (26 años) y entregan un escrito reclamado 100 millones de pesetas por la liberación del joven.

Modelo carta usada en 1975
La carta que dejaron los secuestradores decía lo siguiente:
El desarrollo de la lucha de liberación nacional y social que nuestro pueblo está llevando exige una disponibilidad cada vez mayor de medios materiales.
La política aplicada hasta ahora por nuestra organización ha sido el recuperar por medio de expropiaciones y requisas parte de la plusvalía que la clase capitalista, y por tanto su marido dada su condición de miembro de ella está, arrancando al pueblo trabajador vasco.
Por otra parte, a través de las contribuciones fiscales que efectúa al Estado español, instrumento de dominación sobre nuestro pueblo, su marido está financiando a los aparatos de ese Estado, en concreto apoya económicamente a las fuerzas represivas que siguen torturando, encarcelando y asesinando a nuestros militantes y a otros luchadores revolucionarios vascos.
Por ello ETA, organización político militar socialista revolucionaria vasca de liberación nacional, ha arrestado a su marido José Luis Arrasate exigiendo a usted a cambio de su vida, la cantidad de cien millones de pesetas en concepto de apoyo económico al pueblo trabajador vasco.
Para la entrega del dinero deberá enviar en el plazo de cuatro días a partir del arresto de su marido, un intermediario políticamente solvente para nosotros, a los medios vascos en Euskadi Norte y entrar en contacto con ETA (político militar) preguntando por “Pedro Miguel”, nombre clave que permitirá conocer de su gestión ante nosotros. El dinero deberá ser entregado en dólares americanos y marcos alemanes en la proporción que usted desee.
Concretaremos a su intermediario el modo de efectuar los pagos. Nos parece fundamental insistir en la importancia de que todo esto se mantenga bajo su más absoluto control tanto en el interés nuestro como en el suyo propio. Si usted efectúa los pagos en las condiciones exigidas le será devuelta la libertad de su marido, don José Luis.
En caso contrario, procederemos a su inmediata ejecución.
Gora Euskadi Askatuta, Gora Euskadi Sozialista.
Comité Ejecutivo de Euskadi ta Askatasuna ETA”.

El 21 de enero la familia recibió una carta del secuestrado mientras se realizaban negociaciones para conseguir una rebaja en la petición de dinero para dejarlo en un máximo de 20 ó 25 millones.

Se cree que durante los primeros 15 días estuvo retenido en una cueva en una zona montañosa en Iciar.
Sobre la 1 de la tarde del 18 de febrero, Arrasate fue liberado cerca de Vera de Bidasoa (Navarra) muy cerca de la frontera francesa. Se supone se pago un rescate, cifrado en una cantidad entre 50 y 75 millones.
Un mes después de su liberación, apareció una foto de Arrasate durante el secuestro leyendo una publicación nacionalista, Hitz.


La policía informó de que en este secuestro intervinieron José Agustín Achaga Aguirre, José Ignacio Egaña Aristi, José María Andalur Arocena, José Angel Agarmendi Albizu e Ignacio María Gabilondo Agote. Miguel Angel Apalategui habría dado el visto bueno desde Francia.

Autoría: ETA (p-m)

Duración: 36 días

No hay comentarios:

Publicar un comentario